Los aviones quimbaya – Quiénes somos y de dónde venimos.


Lee este post mientras escuchas música colombiana.

La Guaneña de Nicanor Díaz y Lisandro Pabón. Guaneña: El término “Guaneña, rápidamente se generalizó para señalar durante la Guerra de Independencia, a las ñapangas o mu­jeres del pueblo que acompañaban a las tropas realistas como compañeras, cantadoras, bailadoras, cocine­ras y que no vacilaban, en un momento dado, en empuñar el rifle para el combate. (fuente Wikipedia)

Estoy convencido de que uno de los tantos grandes problemas de la humanidad es la pérdida de su pasado, de un pasado glorioso que hábilmente y poco a poco, ha  sido sustituido por lo que hoy conocemos como historia. La manipulación es de tal magnitud y ha sido inserta tan profundamente en nuestras mentes, que hace  que la verdadera historia sea percibida como un cuento de hadas, como algo imposible de creer. Para muchos de nosotros no son más que los cuentos de esa  gentecilla que vive en la selva o en el campo. En el mejor de los casos, a esa historia verdadera y sagrada le llamamos “leyendas” o “mitos”. Sin embargo,  quien haga una investigación a conciencia sobre leyendas y mitos propios de su cultura, encontrará un hilo, que terminará increíblemente, conectando las anteriores con  todas las leyendas y mitos de todas y cada una de las antiguas culturas que han existido y existen sobre el planeta.

Cuanto más se adentra uno en el tema, cuanto más se comprende lo que se ha estado ignorando, más se  entiende el porqué, y la preponderancia que ha tenido siempre el exterminio de todas las culturas ancestrales por parte de los económicamente poderosos del  mundo.

Nada me gustaría mas que intentar devolver a  la gente aunque sea una parte de su historia sagrada, y hoy me gustaría, en este primer post sobre el tema, empezar con algo que desde que lo vi me dejo boquiabierto, fue en un documental llamado “Arqueología  prohibida”. El contenido del documental no es nada nuevo en sí, todo el mundo sabe que el mainstream siempre oculta lo que no le conviene a la élite, y que  por otro lado, divulga incesantemente lo que promueve su agenda embrutecedora por los medios de defecación masiva. Sin embargo, aquí fue donde vi por primera vez algo que me lleno de emoción, ya que el protagonista de algo maravilloso, era  por primera vez un pueblo indígena colombiano. Por primera vez no eran ni los Incas, ni los Mayas, ni los Aztecas. Eran Quimbayas quienes protagonizaban tan  interesante información.

Un descubrimiento asombroso fue hecho en el departamento de Antioquia en Colombia, se encontraron allí varias piezas de oro de lo que a todas luces en mi opinión, son representaciones de aviones, aeronaves, o naves de algún tipo. Cuando fueron encontradas, el Instituto Esmitsoniano de los Estados Unidos (donde no se por qué putas todavía se encuentran algunas de las piezas) las etiqueto simplemente como “Objetos zoomorfos”, osea, que  en su forma simulan insectos. Su antigüedad se calcula entre 1.000 y 1.500 años AC.

No quiero expandirme mucho en el tema, con lo cual espero conseguir que quienes estén realmente interesados en el despertar de su pasado, investiguen por si  solos. Quien vaya a fondo con esto encontrará por ejemplo, un equipo de científicos alemanes que realizaron todo tipo de pruebas aerodinámicas sobre replicas a escala, y que incluso, dichas replicas volaron perfectamente, y que cumpliendo con las leyes de la aerodinámica, surcaron los cielos sin el más mínimo problema. Encontrará también, que se han encontrado más piezas similares en otros países. El investigador y escritor suizo Erich von Däniken, también los menciona en su libro “Chariots of the Gods?”. Con  suficiente tiempo, dedicación y corazón, podrán llegar a visualizar la grandeza de los pueblos que vivian y viven en nuestras tierras. Su tecnología avanzada  (completamente diferente a la nuestra) y maravillosa, su conexión con otros mundos y los seres que allí habitan.

En 1994, los Alemanes Algún Eenboom, Peter Belting y Conrad Lübbers crearon modelos a escala.

Dejo el video que encontré en Youtube (en ingles) en el minuto 3.15 exactamente comienzan a hablar sobre los aviones de oro quimbayas.

Conclusión: cualquiera que mire estas piezas sin conocimiento previo del tema, diría sin duda alguna, que son aviones, creo que nadie  diría que son “representaciones de insectos”, tal y como figura en el registro del mainstream.

¿Y ustedes qué opinan?

7 Responses to Los aviones quimbaya – Quiénes somos y de dónde venimos.

  1. koronyl says:

    Muy interesante este relato, que no tengo elementos de juicio para dudar de su veracidad, aun más por el intento de ocultarlo por partes interesadas. Lo que me es dificil entender es porque se estanco y se perdió esa tecnologia que en la actualidad nos hace falta.

  2. karita says:

    al momento de verlo si parece un avion, pero si lo analizas, tienen ojos, entonces si parece mas una representacion mas sobre animales que de naves….

    • Germanov says:

      Puede ser, puede que tengas razón.

      • Javier A Mejía says:

        Tengo reparos cuando se afirma que era cultura Quimbya; estos nunca asociaron a través de piezas de chamanería, el hombre pajaro con lo esotérico. Tal vez, pertenecieron a las sociedades conocidas como “cultura Quimbaya” por extensión territorial y parecidos en trabajos de orfebrería, cerámica y modos de enterramiento; pueden ser obras de la cultura Tolima, Panche e inclusive Pijao, ubicados en la cordillera central de Colombia lado oriental hacia el cañon del Magdalena. Es válido consultar el tema a Gerardo Reichel-Dolmatoff

  3. pienso que casi no hay información acerca de las civilizaciones que habitaron en colombia antes de que llegaran los españoles. sabemos de los aztecas, mayas, etc. por que? no es que los indigenas quimbayas, chibchas, zenues, caribes, etc hubieran sido menos grandiosos sino que a mi parecer tal y como lo dijiste en el artículo, a la elite posiblemente no le interso adentrarse mas en el tema. pienso que es fundamental para el desarrollo de nuestro pais que haya un conocimiento general de nuestros ancestros, nuestras raices y por que no hasta de nuestra raza!! ya es hora de que los colombianos nos sintamos orgullosos de nuestro pasado aborigen.

  4. me encanto tu articulo. ojala hubiera mas gente como tu. interesada en desenterrar los misterios denuestra cultura de la que realmente en pleno siglo 21 no se sabe nada en absoluto.

    • Me agradan los comentarios, he escrito un libro llamado “Los Quimbayas y sus aniquiladores” espero sea un aporte al conocimiento de nuestras raices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: